28 Feb 2008

Requerimientos nutricionales. Absorción y extracción de macronutrientes y nutrientes secundarios. II. Hortalizas, frutales y forrajeras

Ignacio A. Ciampitti y Fernando O. García IPNI Cono Sur. Av Santa Fe 910, Acassuso, Buenos Aires, Argentina. iciampitti@ipni.net

Disponer de información sobre absorción y extracción de nutrientes en hortalizas, frutales y forrajeras es esencial para la planificación del esquema de fertilización y la toma de decisiones en estos cultivos. Este trabajo de investigación y recopilación de bibliografía nacional e internacional, complementa el Archivo Agronómico Nº 11, “Requerimientos nutricionales en Cereales, Oleaginosos e Industriales”, publicado en nuestra Revista de Informaciones Agronómicas Nº 33, Marzo 2007.

Un concepto importante que debemos recordar al momento de evaluar los requerimientos de los cultivos es la diferencia terminológica que se presenta entre las palabras, “absorción” y “extracción” de los cultivos. Se entiende por absorción la cantidad total de nutrientes absorbidos por el cultivo durante su ciclo de desarrollo. El término extracción, es la cantidad total de nutrientes en los organos cosechados, grano, forraje u otros. La diferencia entre los términos es significativa al momento de las recomendaciones de fertilización, bajo el criterio de reposición. La reposición utilizando la absorción del cultivo implica la aplicación de todos los nutrientes que fueron tomados por el cultivo y que se encuentran presente en todos sus tejidos y orgános, cosechables y no cosechables. Sin embargo, la práctica de fertilización por los niveles de extracción de los cultivos, generalmente la más utilizada, sólo busca reponer los nutrientes que son absorbidos y depositados en tejidos y órganos cosechables, y que por lo tanto no son reciclados debido a que no vuelven a ingresar al sistema suelo.

En el presente Archivo Agronómico (AA), focalizamos los requerimientos nutricionales de los principales cultivos intensivos, abarcando hortalizas, frutales, y forrajeros. Las hortalizas incluyen cultivos en los que se comercializan desde algunas frutas (por ejemplo, tomates y calabazas), hojas (amaranto y repollo), raíces (zanahorias y nabo) e inclusive tallos (apio) y flores (coliflor). Esto nos permite caracterizar la complejidad y la precisión requerida para la fertilización de estos sistemas intensivos de producción.La fertilización en frutales es una práctica de manejo muy importante, la necesidad de producir tempranamente y a un ritmo sostenido, en el monte frutal, donde la situación es compleja y se combinan diferentes factores de manejo, variedad, conducción y poda.En la producción de forrajes, el objetivo principal es lograr la máxima cantidad de biomasa aérea total por unidad de superficie, teniendo en cuenta la calidad, estacionalidad y accesibilidad de la forrajimasa producida. La recirculación de nutrientes, la inclusión de especies leguminosas que generan simbiosis para fijar nitrógeno del aire, y las interacciones con las gramíneas generan un sistema complejo que depende de la práctica de fertilización para una producción rentable, productiva y sustentable.

Hortalizas

La Figura 1 nos permite observar los diversos niveles de extracción de nitrógeno (N), fósforo (P), potasio (P) y calcio (Ca) en los diferentes organos cosechables para rendimientos crecientes de tomate, lechuga, cebolla, zanahoria, papa y palmito.


Figura 1. Extracción de nutrientes, N (a), P (b), K (c) y Ca* (d) para distintos niveles de rendimiento de los cultivos hortícolas: tomate, lechuga, cebolla, zanahoria, y palmito. *Para el caso del nutriente Ca no se encontró información confiable de la extracción en los cultivos de zanahoria y palmito.

Frutales y Nueces

En la Figura 2 podemos observar los niveles de extracción en organos cosechables de N, P, K y S, para rendimientos crecientes de manzana, banana, durazno, uva, naranja y macadamia.


Figura 2. Extracción de nutrientes, N (a), P (b), K (c) y Ca* (d) para distintos niveles de rendimiento de los cultivos frutales y nueces: manzana, banana, durazno, uva, naranja y macadamia.


Forrajeras

En la Figura 3 podemos observar los niveles de requerimiento de N, P, K y S expresados en términos de extracción de nutrientes por tonelada de materia seca producida de forraje, para rendimientos crecientes de alfalfa, raigras, trébol rojo, cebadilla y pasto ovillo.


Figura 3. Extracción de nutrientes, N (a), P (b), K (c) y S (d) para distintos niveles de rendimiento de los cultivos forrajeros: alfalfa, raigras, trébol rojo, cebadilla y pasto ovillo.


Additional Resources

AA 12 CompletoSize: ,59 MB




More about: Archivos Agronómicos